jueves, 12 de marzo de 2009

Gregor Mendel


Nació a los 0 años gracias a la mitosis de células eucarióticas de gazpacho y vino del Carrefour. Debido a la ausencia de su madre durante el parto, tuvo que cortarse él mismo el cordón umbilical a pellizcos. Este hecho hizo que las enfermeras bautizaran al niño como “Mendel”, nombre que significa “el que se corta el cordón umbilical a pellizcos” en suajili.
Ingresa en la Universidad del Cañabate porque se estaba meando y no había bares por la zona. Durante horas se empapa del clima universitario, llegando a crecer en él unas ingentes ganas de aprender. Decide vender clínex en los semáforos para pagarse un curso, pero como no se habían inventado aún los semáforos atraca una gasolinera, cuyo botín serviría para pagarse un Curso Acelerado de Fraile C.C.C.

Años más tarde ingresa como fraile agustino en el convento de Nuestra Señora del Percebe, tomando el nombre de padre Gregorio. En las frías noches de invierno, Mendel se sacude la sardina ojeando viejos libros de medicina, donde, además de darle al onanismo ilustrado, aprende genética molecular.
Decide llevar a la práctica todo lo aprendido, así que se presenta voluntario en cocina. Allí intenta cruzar patatas con cocodrilos, delfines con lechugas y ñus con submarinos sin demasiado éxito, pero una tarde, mientras pelaba gambas para hacerse un traje descubrió el ADN de gamba. Esto le hizo pensar que todos los animalitos del bosque, incluidos los guisantes, poseían este raro compuesto. Así que machacó un guisante y una pipa de calabaza y fabricó un híbrido.

Días después, estando de botellón con Julio Verne y Dostoievski, decide enumerar tres leyes:

Primera ley. Principio de la uniformidad: Cuando se bebe la misma clase de licor, aunque sea de diferente marca, la borrachera aumenta en proporción a la cantidad ingerida, llegando el punto de mareo a una uniformidad constante. La resaca es de un 25%.

Segunda ley. Principio de la segregación: Cuando se bebe distintas clases de licor, la borrachera aumenta en proporción a la cantidad ingerida aumentando el punto de mareo en cada toma, llegando fácilmente al punto de segregación o nausea. La resaca es de un 100%.

Tercera ley: Principio de la transmisión independiente: Cuando se bebe Coca-Cola con Baileys, la borrachera disminuye en proporción a la cantidad ingerida aumentando el punto de mareo en cada toma, llegando fácilmente a la muerte por transmisión de fluidos gástricos al cerebro, el cual debería ser independiente del estómago. La resaca es de un 500%.

3 comentarios:

PAKY dijo...

¡¡Vaya, al fin apareces!! Me imagino que esta es la biografía no autorizada de Mendel porque no la conocía(muy bueno lo del significado en suajili)... bienvenido de nuevo a la blogsfera ;)

Moïra dijo...

Bienvenido!!! Hacia mucho que no escribias...PERO NO AS CAMBIADO NADA...
muaks!

La oscuridad que hay en mi dijo...

Bienvenido de nuevo, me alegra verte por aqui de nuevo (y por mi blog jajajaj), un saludo.
PD.- Muy bueno lo de Mendel. ¿Para cuando la biografia no autorizada de Escriba de Balaguer? xD